Gestalt Counselling

 

Una Sesión de Gestalt Counselling

Este trabajo vivencial se establece entre el cliente y el terapetua de Gestalt Counselling o counsellor como una forma de expresar y desplegar con todos sus detalles concretos el diálogo mental y el movimiento interno de emociones. La sesión se inicia con la comunicación verbal de hechos de la vida del cliente donde éste experimenta incomodidad y malestar y el terapeuta counsellor mediante una escucha activa de esta exposición enfrenta al cliente con el verdadero problema. Una vez delimitado el problema, el cliente debe tomar la decisión de qué quiere hacer con ese problema y en ese momento el counsellor propone acciones creativas que se pueden ejecutar en esa misma sesión y que el cliente puede o no decidir aceptar. La autoridad del proceso pertenece al cliente y es el counsellor quien enfrenta al cliente consigo mismo y le propone acciones y trabajos para que éste entre en contacto profundo con sus emociones, con su sentir y pueda darse cuenta de lo que quiere y de lo que comprende sobre sí mismo.

Este trabajo promueve la implicación del cuerpo, de la mente y del sentir del cliente y sirve para gestionar emociones como el dolor, la rabia, el miedo, etc.. y encontrar los recursos propios para integrarlas y aceptarlas en la vida. Sirve para atender conflictos en las relaciones con los otros y en la relación con uno mismo y expresar todas las emociones contenidas en estos conflictos, dar un espacio a todas las partes de uno mismo y encontrar acuerdos que hagan la vida más cómoda, de mayor bienestar y más honesta con lo que uno quiere.

La escucha es una parte muy importante de este trabajo y para que se desarrolle la escucha el counsellor invita al cliente a ir más allá del ruido mental, le propone si es preciso el despliegue del contenido mental con la creación de personajes y su dramatización, estimula la expresión de partes de uno que sean contrarias en sus puntos de vista mediante técnicas de polaridades, le ofrece la posibilidad de recrearse en su fantasía y exagerarla, en otra dirección le ayuda a enfocar su atención en las sensaciones físicas, en los nudos y tensiones situadas en distintas partes del cuerpo, a sentir y visualizar el interior del cuerpo y prestar atención a las emociones, ponerle voz y permitir la expresión de emociones como la tristeza, la rabia, el miedo, el dolor… hasta que el cliente consigue escucharse a símmismo a través de lo que siente y llegador a este punto se vuelve posible una regulación natural del organismo que amplíe la visión de la realidad y consiga la recuperación del bienestar necesario para mejorar la vida.

El objetivo del Counselling es ayudar al otro a ayudarse, es decir, atender al cliente de forma que éste aprenda poco a poco a gestionar sus emociones, a escucharse a sí mismo en los sentimientos y a responderse en sus necesidades, a encontrar el apoyo dentro de sí y a dejar de buscarlo fuera.